Visitar a un endocrino de manera habitual puede ser una inmejorable manera de controlar lo que comemos, así como para conocer de qué manera nos están afectando los alimentos que hemos incluido en nuestra dieta.

A continuación, vamos a analizar algunas de las ventajas principales de la esta disciplina gracias a la colaboración de Salud-10.com, centro especializado en endrocrinología Mallorca, para que quede clara la importancia de visitarlo de atención.

Perder peso

La obesidad no tiene una única causa, sino que suele ser consecuencia de un conjunto de factores que idealmente deben ser estudiados por un equipo multidisciplinar que pueda intervenir en la mejora de los hábitos y estilo de vida del paciente además de velar por su estado de salud general. Pensamos que esos pequeños excesos no nos van a pasar factura y no nos damos cuenta de lo equivocados que estamos hasta que ya es demasiado tarde.

Si quieres perder peso, lo primero que deberías hacer son algunos importantes cambios en las dietas, reducir al máximo las calorías, así como potenciar la ingesta de frutas y verduras.

El problema es que, si intentamos hacer una dieta por nuestros propios medios, seguramente excluiremos algunos alimentos que son imprescindibles para nuestra salud. Visitar al endocrino nos garantiza que la dieta será justamente como la necesitamos.

peso

Tratamiento de problemas nutritivos

Algunos médicos endocrinos se encargan de tratar algunos problemas nutritivos como trastornos de carácter alimentario, diabetes, obesidad, a reducir los niveles elevados que podamos llegar a tener de colesterol.

Sin embargo, lo más normal es empezar visitando a un nutricionista y luego este experto ya valorará si realmente nos hace falta visitar al endocrino.

En este punto conviene hacer un alto en el camino porque algunas personas confunden a un endocrino con un nutricionista. Lo cierto es que un endocrino suele tener una amplia formación en todo lo referente a nutrición y metabolismo, además de sobre todo lo que concierne al sistema endocrino y hormonal.

En la mayor parte de las ocasiones, los trastornos hormonales se relacionan con los procesos nutritivos, de ahí que estemos hablando de dos profesiones que trabajan a la par.

Consejos

Para complementar la información anterior, debes saber que un endocrino te puede dar algunos consejos muy importantes que te ayudarán a desarrollar hábitos saludables de alimentación. Por ejemplo:

  • No comer entre horas.
  • No comer deprisa.
  • Empezar el día siempre con un desayuno completo con el objetivo de tener la suficiente energía para evitar carencias.
  • No cenar cenas copiosas.
  • Hacer ejercicio de manera diaria y siempre adaptado a nuestras características.
  • Hacer 5 comidas al día e incluir en ellas piezas de frutas y de verduras.
  • Además, también nos indicarán que la dieta que hagamos tiene que ser equilibrada, completa y sana.

Si seguimos todos estos consejos y además visitamos al endocrino cada cierto tiempo (sobre todo si detectamos algún tipo de anomalía en el aparato digestivo), tendremos controlado nuestro sistema hormonal y será mucho más complicado que ganemos esos kilos que tanto cuenta después eliminar.