Valencia es uno de los destinos turísticos más populares debido a su riqueza cultural, sus condiciones meteorológicas o su rica gastronomía. Puedes disfrutar de estos y otros privilegios tanto en las vacaciones de verano como en la época invernal. Y es que el encanto de esta ciudad no entiende de fechas, pero si aún no estás decidido a hacer la maleta, te argumentamos ocho razones por las que visitarla.

¿Por qué viajar a Valencia?

No importa la estación en la que emprendas tu escapada, la capital de la comunidad no te defraudará por estas razones:

1. El clima

La luz que alumbra Valencia enamora a sus turistas. Una temperatura media anual de 17,8 ºC sitúa a esta urbe entre las más cálidas de Europa. 300 días de sol al año adornan a esta ciudad y ayudan a implantar el espíritu alegre y la positividad en sus calles.

2. La paella y la horchata

Si algo caracteriza a esta zona del país, es su arroz. El arroz a banda funciona como una de las preparaciones más famosas, no sin permiso de la laureada paella, la joya de la gastronomía local. A este manjar hay que añadirle otra delicia, la horchata, acompañada por el célebre fartón.

3. Los planes familiares

Acudir en familia supone un acierto, debido a su nutrida oferta para los pequeños. Entre las actividades para hacer con niños en Valencia encontramos el paseo por el Turia y por el parque Gulliver, donde tus hijos podrán imaginar ser liliputienses mientras se deslizan por los toboganes de este peculiar gigante. También son recomendables las visitas a La Malvarrosa, el Jardín Botánico o la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

4. La riqueza histórica

Desde el Miguelete, el campanario de la Catedral, contemplarás vistas únicas. Tampoco puedes perderte el Mercado Central, uno de los más extensos del mundo cuya atractiva arquitectura data de principios del XX. La Iglesia de San Juan del Hospital, del siglo XIII, es otro de los atractivos turísticos.

5. El vanguardismo

El IVAM es el lugar de referencia del arte más puntero. Y es que Valencia supone un símbolo de modernidad, tal y como contemplamos en la arquitectura de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un complejo cultural y de entretenimiento, inaugurado en 1998, que hace única a esta ciudad. L'Hemisfèric, el Oceanográfico o el paseo ajardinado son algunos de sus atractivos.

6. El Mediterráneo

Tan solo cuatro kilómetros separan el centro histórico de la arena y el mar. La mencionada Malvarrosa es una bella playa urbana, ideal para darse un baño y saborear una sabrosa paella. Además, puedes contemplar uno de los puertos cruceros más relevantes del país.

7. Las Fallas

Si visitas Valencia en marzo, contemplarás el espectáculo visual de la celebración valenciana por excelencia, Las Fallas. Humor, colorido y pirotecnia protagonizan estas jornadas repletas de actividades que ponen el broche con la cremá, la quema de estas figuras satíricas.

8. El safari

El corazón se África se sitúa en Bioparc, uno de los mejores zoológicos del mundo y más respetuosos con sus especies. Se caracteriza por ser más ecológico que exótico, con amplios espacios para sus residentes.