Nos guste o no, la imagen personal es muy importante en todos los aspectos de la vida. Es en la parte social, el mundo laboral e, incluso, en el ámbito familiar dónde más críticos pueden ser los que nos rodean. Una buena imagen abre puertas, ayuda a conocer a más gente y puede conseguirnos éxito en una entrevista de trabajo. En definitiva, es una herramienta con la que nos enfrentamos al mundo.

Es importante que no caigamos en el error de pensar que la imagen se reduce a qué ropa llevamos. Va mucho más allá. Podemos tener un armario rebosante de ropa cara y nula personalidad para llevarla, o una actitud que solo consiga el efecto contrario del que queremos demostrar. Para proyectar una imagen positiva es imprescindible tener una visión de nosotros mismos igual de positiva.

En el aspecto psicológico debemos tener claro que el cuerpo y la belleza perfecta no existen, así que cuanto antes seamos conscientes de ello mejor. Debemos tener una percepción real de nuestras virtudes y nuestros defectos para poder mejorarlos y, con ello, conseguir mejorar nuestra imagen personal de manera rápida y sencilla.

Consejos para mejorar nuestro aspecto físico

Usa ropa de tu talla. Debe primar la comodidad y evitar la ropa ajustada que potenciará las zonas conflictivas, al igual que la ropa demasiado ancha impedirá que tu figura tenga forma alguna.

Compra ropa para el presente. Huye de la idea de que comprando ropa más pequeña vas a motivarte para adelgazar, ya que vas a presionarte en cumplir un objetivo que no es real. Sácale partido a tu cuerpo ahora en la actualidad.

Elige colores que sean para ti. De nada servirá una prenda que no se ajusta a tu tono de piel, complexión o estilo. Una vez más, puedes conseguir el efecto contrario y acabar viéndote con un disfraz.

Usa complementos. Las gafas de sol son un accesorio ideal que pueden cambiar cualquier look y siempre están de moda, serán sin duda un gran aliado. Te puedes comprar estas y potenciar así tu imagen.

Déjate aconsejar. Puede que creas que un estilo no está hecho para ti o que no te veas con determinadas prendas, pero si das una oportunidad a los profesionales que trabajan en las tiendas es probable que te lleves una grata sorpresa.

¿Y en el aspecto psicológico?

Valora lo que tienes. Ponte delante del espejo y dedica un tiempo a observarte hasta que seas consciente de qué partes son positivas para ti y cuales no te gustan. Es muy importante que conozcas tu cuerpo.

No te lamentes. De nada te va a servir pensar de manera negativa. Debes coger las riendas de tu vida y convencerte de que quieres cambiar realmente, tu meta deb ser tu felicidad.

Hazlo por ti. No quieras cambiar por nadie más que por ti mismo, ya que eres la única persona a la que debes serle fiel para siempre.

Con estos consejos y ganas de poner un nuevo rumbo en tu vida, lo lograrás sin problema.